Monumentos en Turín

Monumentos en Turín

Descubre los monumentos en Turín. Información sobre los principales edificios históricos y monumentos que ver en Turín.

Centro cultural y de negocios, Turín es una ciudad pujante en el norte de Italia que ha sabido conservar la elegancia barroca con un atractivo toque cosmopolita. Ciudad multifacética con un rico patrimonio artístico, los monumentos en Turín son muchos y de un gran valor artístico que no debes dejar de conocer.

La capital del Piemonte está rodeada por una naturaleza espléndida, con el marco de los Alpes y el río Po que la atraviesa, creando un perfecto marco natural para una perfecta ciudad señorial llena de rincones señoriales donde el buen gusto y el refinamiento delatan su origen noble.

Lujosos edificios históricos, esculturas magníficas, palacios, castillos, iglesias, componen un legado que ha merecido su inclusión dentro del Patrimonio de la Humanidad de UNESCO, y que no debes perderte durante tu visita.

Iglesia de San Lorenzo

Esta preciosa iglesia es uno de los edificios más representativos del Barroco italiano. Con una fachada que no denota su función religiosa, sino que más bien parece un edificio histórico típico turinés, la cúpula fue construida entre 1668 y 1680, por Guarino Guarini. La planta de la cúpula es octogonal y recibe iluminación natural de los lucernarios de la cúpula. La iglesia se ubica entre la Via Palazzo di Città y la Piazzera Reale.

Puerta Palatina

La antigua puerta romana que fuera una de las puertas de la ciudad de Iulia Augusta Taurinorum, se ubica junto al Teatro romano y las murallas, formando el Parque Arqueológico de Turín. Esta es una de las dos puertas que se conservan de dicha ciudad, la otra es la Porta Decumana, ubicada bajo el Palacio Madama.

El camino que salía desde la puerta llegaba hasta la actual Milán y Pavia. La puerta era lugar de control de personas y mercancías que ingresaban a la ciudad. Cuenta con dos torres de 30 metros a los lados, y el cuerpo central tiene unos 20 metros de largo. A los lados de la puerta se ubican las estatuas de Julio César y César Augusto, pero no son originales, sino copias hechas en 1934.

Basílica de María Auxiliadora

Esta iglesia fue fundada por San Juan Bosco y la Madre María Mazzarello, y en ella se conservan los restos de Don Bosco, fundador de la orden Salesiana. Esta iglesia se considera la Iglesia Madre de la congregación, desde la cual parten anualmente los misioneros hacia todo el mundo.

El edificio fue construido entre 1864 y 1868 y es uno de los monumentos en Turín de mayor importancia espiritual, ya que en él reposan los cuerpos de San Juan Bosco, Santo Domingo Savio y Santa María Mazzarello.

Uno de los sectores más interesantes de la iglesia es la Cripta de las reliquias, ubicada junto a la capilla de Santa María Mazzarello. Allí se encuentra una colección de reliquias entre las que figura un trozo de la Santa Cruz, guardada en un relicario de alabastro. Un pañuelo con la sangre de María Mazzarello, entre otros objetos de los mártires salesianos.

Palacio Carignano

Ubicado en la Via Accademia delle Scienze, fue la primera sede del Parlamento Italiano y actualmente alberga al Museo del Resurgimiento. Comenzado a construir en estilo Barroco en 1679, por el arquitecto Guarini, fue una de las residencias de la casa real de los Saboya.

Su fachada posterior da a la Plaza Carlos Alberto y fue realizada en el siglo XIX, de forma ondulada recubierta con ladrillos con influencia árabe. En este edificio histórico nació en 1820 Vittorio Emanuele II, primer rey de Italia.

El actual Museo Nazionale del Risorgimento italiano es uno de los principales museos históricos de la Italia unificada, en él se exhiben uniformes, documentos, armas, esculturas, objetos, entre otros.

Mole Antonelliana

Símbolo absoluto de Turín, la Mole fue construida entre 1863 y 1888, por el arquitecto Alessandro Antonelli, inicialmente como sinagoga judía, símbolo de libertad religiosa, pero la obra no pudo ser costeada y fue abandonada, para luego pasar a pertenecer a la ciudad, que terminó la obra y la dedicó al rey Vittorio Emanuel II, como uno de sus monumentos en Turín.

La cúpula tiene una altura de 167 metros y está rematada por una estrella que sustituyera a la estatua de un ángel original que cayó durante un temporal en 1904. En su interior se encuentra el Museo Nazionale del Cinema, que ocupa cinco pisos y es el museo del cine más importante del país. En el centro de la Mole se ubica un ascensor que lleva hasta lo alto de la cúpula, desde donde se disfruta la mejor vista panorámica de Turín.

La ciudad natal de Cristóbal Colón, ofrece un interesante recorrido histórico que no debes perderte. Aquí enumeramos sus edificios y monumentos más interesantes.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Disfruta el turismo en Turín. Datos útiles y consejos para viajar a Turín.

La ciudad natal de Cristóbal Colón, ofrece un...
Disfruta el turismo en Turín. Datos útiles y consejos...
Elige cuándo viajar a Turín. Información sobre el...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse