Qué hacer en Roma

Qué hacer en Roma

Descubre las actividades más interesantes que hacer en Roma. Lugares turísticos imperdibles, donde podrás experimentar la Ciudad Eterna a pleno.

Roma es el tercer destino turístico en Europa y una de las ciudades más encantadoras que puedas visitar. Pasear por sus calles es como viajar en el tiempo y conocer la grandeza del antiguo Imperio, donde puedes dejar volar la imaginación y sentirte un poco como un ciudadano romano, hay tantas cosa que hacer en Roma, que ninguna visita será suficiente para conocer toda la ciudad y tendrás que regresar por más.

Son muchas las actividades y los circuitos turísticos que puedes elegir para conocer Roma, pero hay algunas visitas que no puedes dejar pendientes porque te perderás lo mejor de la Ciudad Eterna.

Con casi 3.000 años de antigüedad, es comprensible que la historia pese tanto en Roma y aunque no seas un fanático de la cultura, la Ciudad Eterna te va a enamorar con sus historias y leyendas, porque en cualquier rincón te puedes topar con un monumento rodeado por historias asombrosas que te transportarán a los lejanos tiempos de los césares y sus costumbres.

Por eso hemos seleccionado cinco actividades imperdibles en Roma, para que puedas vivir la ciudad a la manera romana.

Siéntete un gladiador en el Coliseo

El Coliseo es el monumento más emblemático de la ciudad y forma parte de las "Nuevas 7 maravillas del mundo". Este monumental anfiteatro romano que tan solo tardó 8 años en construirse (entre 72d.C. y 80d.C.).

Con 188 metros de largo, por 156 de ancho y 57 de altura, el anfiteatro podía recibir a 50.000 espectadores, que llegaban hasta sus instalaciones para presenciar alguno de sus espectáculos, exhibiciones de animales exóticos, recreación de batallas terrestres y navales, ejecuciones de prisioneros o peleas de gladiadores, que concitaban la atención del pueblo.

El Coliseo funcionó durante más de 500 años, para luego ser víctima de terremotos, saqueos y hasta bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial, pero se mantiene erguido y solemne contemplando la vida de los romanos.

Las filas para acceder al coliseo son importantes, por lo que deberías llegar a primera hora de la mañana o sacar tu entrada para el Palatino, que te permite acceder también al Coliseo pero sin hacer fila.

Las visitas guiadas son muy amenas e instructivas y podrás conocer algunas curiosidades acerca del monumento, cómo se lanzaba a los condenados a muerte ataviados con trajes de pájaro imitando a Ícaro, o podrás salir a la arena por los pasadizos de los gladiadores e imaginar las ovaciones del público y el terror que debían experimentar los condenados a muerte.

Si visitas el Coliseo en Viernes Santo, podrás presenciar el Vía Crucis precedido por el Papa en persona, recordando a los primeros cristianos que dejaron su vida en la arena.

Realiza un paseo en el tiempo por el Foro Romano

Situado junto al Coliseo, el Foro Romano fue escena de la vida pública y religiosa durante el Imperio, donde se suscitaban las grandes discusiones filosóficas y políticas. El Foro cayó en desuso al finalizar el Imperio, y fue sepultado literalmente por el tiempo. Recién durante el siglo XX, se realizaron las excavaciones que lo sacaron a la luz nuevamente.

Este complejo de calles y edificios, desarrollados en torno a la Vía Sacra, que comunica el Coliseo con la Plaza del Campidoglio, está compuesto por numerosos templos entre los que destacan el de Saturno, Rómulo, Vesta, el Arco de Tito, el Arco de Severo Séptimo, el Templo de Antonio y Faustina, y la Curia, edificio en que se reunía el Senado, entre otras construcciones. Contemplar el Foro es observar la grandeza del Imperio Romano y su importancia en el mundo antiguo.

Asústate en las Catacumbas

Roma no solo abarca lo que puedes ver al contemplar la ciudad, también hay una Roma oculta que se desarrolla bajo tierra y que se encuentra en las afueras de lo que fue la ciudad. Más de 60 catacumbas formando una red de casi 170 kilómetros de longitud, albergando casi 750.000 tumbas.

Apenas 5 de esas catacumbas, están habilitadas para las visitas, pero la experiencia es una de las más emocionantes visitas que hacer en Roma. Estas galerías subterráneas con sus paredes pobladas de nichos rectangulares que albergaban los cuerpos, fueron utilizadas como cementerios durante siglos, a partir del siglo III a.C., hasta el siglo V d.C.

Las catacumbas se crearon para solucionar el problema de la falta de espacio para los enterramientos, pero de acuerdo a las leyes romanas, los cadáveres no podían sepultarse dentro de la ciudad, sino que debían hacerlo en las afueras, de allí su denominación, "catacumbas", que significa "al lado de la cantera", por haberse ubicado allí las primeras excavaciones.

Las catacumbas abiertas al público son: la de San Calixto, Priscila, Domitila, Santa Inés y San Sebastián. Las más atractivas son las de San Sebastián y San Calixto, la primera de 12 kilómetros de largo, que recibe su nombre del soldado converso al cristianismo que fue martirizado por su religión, y permanece abierta de lunes a sábados, de 09:00 a 12:00 horas y de 14:00 a 17:00 horas.

San Calixto, con 20 kilómetros de largo, alojó a 16 pontífices y decenas de mártires cristianos, y permanece abierta de jueves a martes, de 09:00 a 12:00 horas y de 14:00 a 17:00 horas.

Si te atreves, mete la mano en la Boca de la Verdad

Este monumento es uno de los más populares entre los turistas. La legendaria máscara de mármol, de 1,75 metros de diámetro, representa al Dios del Mar y de acuerdo a la leyenda, muerde la mano de quién miente.

La máscara se ubicaba en la Plaza de la Boca de la Verdad hasta 1632, y desde entonces se ubica en la pared lateral de la vecina iglesia de Santa María in Cosmedin. Es una de las visitas más divertidas en Roma y siempre encontrarás personas fotografiándose junto a ella.

Arroja 1 o 3 monedas a la Fontana di Trevi

La ciudad está llena de bellísimas fuentes, pero sin lugar a dudas, la más famosa y la más hermosa de todas es la Fontana di Trevi, una enorme fuente de 20 metros de ancho y 26 de alto, que la convierten en la mayor fuente de la ciudad.

Construida durante el Renacimiento sobre lo que era la fuente final del acueducto Aqua Virgo, su aspecto actual se debe a Nicola Salvi y Giuseppe Pannini, en 1762. Esta icónica fuente famosa en el mundo entero, atrae no solo por su belleza, sino también por el mito popular que dice que si arrojas 1 moneda a la fuente, volverás a Roma; si arrojas 2 monedas, te enamorarás de un/una italiano/a; y si arrojas 3 monedas, te casarás con el/la italiano/a.

Vale la pena probar, pero sigue las instrucciones. Debes arrojar la moneda con la mano derecha sobre tu hombro izquierdo. La fuente es visitada tanto de día como de noche y cada año se recogen aproximadamente 1.000.000 de euros de la fuente, que se destinan a fines benéficos.

Información turística acerca de Roma, el puerto de Civitavecchia. Principales destinos y rutas de los cruceros que parten de Civitavecchia.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Descubre los lugares bonitos de Roma. Los sitios turísticos más famosos de...

Información turística acerca de Roma, el puerto de...
Descubre los lugares bonitos de Roma. Los sitios...
Infinidad de actividades que hacer en Venecia te...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse