Monumentos en Nápoles

Monumentos en Nápoles

Conoce los principales monumentos en Nápoles. Descubre los edificios históricos, las estatuas, plazas e iglesias en Nápoles.

Nápoles es una de las ciudades más turísticas de Italia y cuenta con muchísimas atracciones turísticas. Con una historia de 2.500 años, los monumentos en Nápoles son incontables y se remontan a la época griega, cuando la ciudad fue fundada.

Asomada sobre el Golfo de Nápoles y enfrentada al volcán Vesubio, esta ciudad muestra su riqueza cultural e histórica en cada rincón, con edificios históricos, monumentos famosos, estatuas, fuentes y plazas que puedes visitar. Pero también están las ruinas de Pompeya, al otro lado del Vesubio, uno de los atractivos más visitados por los turistas que llegan a Nápoles.

El casco histórico de la ciudad está protegido por UNESCO y son tantos los monumentos que la ciudad no cuenta con un monumento famoso. Desde la Nápoles subterránea, con túneles que datan de la era griega, pasando por los castillos medievales situados en el centro histórico, las innumerables y variadas iglesias, las fuentes, las plazas y los parques, entre otros atractivos históricos.

Plaza del Plebiscito

Sin dudas la mayor y más hermosa plaza de Nápoles, rodeada por importantes edificios históricos, como la Basílica de San Francisco de Paula, el Palacio Real y el Teatro San Carlos. La plaza sufrió el abandono durante mucho tiempo, pero a partir de 1994, recuperó su jerarquía. La plaza es un paseo muy popular entre los turistas jóvenes que se reúnen para descansar y saborear una pizza o un helado.

Tesoros de San Jenaro

El santo patrono de la ciudad, San Jenaro, goza de una gran devoción y su capilla se ubica en el Duomo de Nápoles (la catedral), en la Capilla del tesoro, que alberga además del busto de plata del santo, donde se guarda su cabeza, otras 51 estatuas de plata, conformando una de las mayores colecciones de estaturas de plata. El Tesoro también incluye diversas piezas y joyas, que alcanzan un número de 21.000, los que se reparten entre la capilla y el Museo del Tesoro de San Jenaro.

Basílica de San Francisco de Paula

Construida en 1817, por orden del rey Fernando I, rey de las dos Sicilias. el edificio guarda un notable parecido con el Panteón de Agripa que se encuentra en Roma, con su fachada de estilo neoclásico, con seis columnas rematadas por un frontón triangular. A los lados de la iglesia se despliega una zona porticada curva semejante a la que posee la Basílica de San Pedro, lo que otorga un marco perfecto a la plaza.

Castillo del huevo

Su nombre proviene de la leyenda que afirma que Virgilio escondió en su interior un huevo que soporta la estructura del castillo, pero que en caso de que se rompiera, el castillo se hundiría y toda la ciudad colapsaría bajo grandes catástrofes. El castillo se ubica sobre el pequeño islote de Megaride y ofrece una preciosa vista panorámica del golfo y de la ciudad.

Pompeya

Distante 33 kilómetros de Nápoles, Pompeya es célebre por la erupción del Vesubio que la sepultó durante siglos (desde el año 79 d.C. hasta 1748). La antigua ciudad romana es uno de los principales destinos turísticos de Italia. La ciudad se conserva en un excelente estado y nos permite conocer cómo era la vida de sus habitantes, incluso se conservan los cuerpos de los moradores que no lograron escapar al desastre. El valor histórico de la ciudad es incalculable y en la actualidad, solo una parte de la misma está abierta al público para evitar el deterioro.

Teatro San Carlos

El Teatro San Carlos fue construido en 1737 y es el teatro de ópera activo más antiguo del mundo. Este importante teatro sirvió de ejemplo para los teatros europeos y en su escenario se presentaron compositores notables como Rossini y Donizetti.

Villa Comunale

Este hermoso parque de más de un kilómetro de largo, es el principal jardín histórico de la ciudad y alberga una importante colección de monumentos en Nápoles, como el Templo de Torquato Tasso, la Cassa Armónica, la estatua de Giambattista Vico, el Templo de Virgilio, la Fuente de la Violación de Europa, la Fuente de Santa Lucía, además del zoológico Anton Dohm, y la Fuente de la Copa de pórfido o fuente de las Cuatro estaciones, que se ubica en el centro del parque, a pocos metros de la Cassa Armónica.

Date el gusto de explorar el Mediterráneo en los cruceros desde Nápoles. Conoce las ciudades costeras más bellas y turísticas en una increíble travesía partiendo del Puerto de Nápoles.
Calificación:
reservar hoteles
Recomendamos Leer

Recomendaciones para comer en Nápoles. Deléitate en los mejores lugares...

Date el gusto de explorar el Mediterráneo en los...
Recomendaciones para comer en Nápoles. Deléitate en los...
La ciudad natal de Cristóbal Colón, ofrece un...
0 Comentarios
  • No hay comentarios hasta el momento. Se el primero en comentar!

Dejar comentario
Suscribirse