Imprimir

Cultura italiana
Cultura

Italia fue cuna de grandes civilizaciones, como la etrusca y la griega, que dejaron su pisada en la evolución de la cultura occidental. El arte, la filosofía, las lenguas y la política son algunos de los reflejos que dejaron en la cultura italiana.

Hablar de la cultura italiana es hablar de una de las claves por la cual es más reconocida, junto al arte, su arquitectura, gastronomía, diseño, ópera, etcétera. La torre de Pisa, el Coliseo romano, Venezia, son algunos de los distintivos arquitectónicos del país.

Los italianos del centro y sur del país tienen grandes influencias de lo tradicional y de la cultura mediterránea y son gentes de aspecto moreno y cabellera oscura. Los italianos del norte, en cambio, resultan más parecidos al tener mayor estatura, ojos claros, tez blanca y cabellera más rubia.

Pero esas son simplemente diferencias étnicas. La personalidad de los italianos es de norte a sur común a todos. Son los típicos enamorados de la vida, sociables, apasionados, demostrativos y muy bien parecidos, tanto hombres como mujeres son considerados de las personas más bellas del mundo.

Son personas realmente trabajadoras que esperan ansiosas el momento de relajarse, casi siempre en familia o con amigos. Generalmente se trabaja cinco días a la semana y medio sábado, y es muy común que tomen un largo descanso para cortar el día laboral.

Para ellos la familia es lo primero, aman compartir momentos entre ellos. La comida principal es a su vez la principal excusa para congregar a la familia y compartir el mejor momento del día, donde comen, beben y socializan.

En su gran mayoría, los italianos, son católicos romanos debido a la gran influencia que ha tenido la Iglesia a lo largo de la historia; ésta influenció fuertemente el arte y la vida de los italianos. Esculturas, pinturas, arquitectura son algunas de las artes más influenciadas por el catolicismo.

El renacimiento en la cultura italiana

Cultura italianaEn lo referido al arte, el Renacimiento italiano fue el propulsor de la era del Renacimiento en toda Europa. Esta época se extendió desde fines del siglo XIV hasta el 1600 más o menos, y fue una etapa de grandes cambios culturales por ser la etapa intermedia entre la Edad Media y la Europa moderna.

El renacimiento italiano comenzó en Toscana, con epicentro en las ciudades de Florencia y Siena. Luego tuvo un importante impacto en Roma. Resaltan de esa época las grandes creaciones literarias de Dante, Petrarca, Castiglione y Maquiavelo; las obras de arte de Miguel Ángel, Rafael y Leonardo da Vinci; y grandes obras arquitectónicas como la Iglesia de Santa María del Fiore en Florencia y la Basílica de San Pedro en Roma.

Los italianos sienten un gran orgullo por su rica historia cultural y artística, y sienten que deben continuar con la tradición, por eso es que son grandes diseñadores en la actualidad, tienen una de los más ricos circuitos culturales del mundo y están constantemente al pié de la vanguardia.

La ópera es, por decirlo de alguna manera, la niña bonita de Italia. Rossini, Verdi y Puccini establecieron los estándares de la ópera en el mundo. Los “libretti” italianos fueron norma para grandes compositores como Händel o Mozart a finales del siglo XVIII. A diferencia del resto del mundo la ópera en Italia es accesible para todos los niveles sociales, lo que genera que el ciudadano italiano tenga un gran conocimiento de este arte.

El fútbol es otro de los grandes componentes de la cultura italiana, como también lo supo ser el fascismo de Benito Mussolini.

Imprimir
© 2007 - 2019 Todos los derechos reservados Turismo Italia | www.ambitalia.com.uy